suelo hacer daño 2019

la sombra de los principales sala de proyectos sgr galería

Instalación objetos de plastilina escolar blanca y saliva con agua y sal

SUELO HACER DAÑO es una investigación caprichosa basada en un pensamiento obsesivo sobre las estatuas y monumentos dada la similitud de la piedra y mármol con la plastilina blanca. Esto, con la diferencia de que la segunda se modifica visiblemente y constantemente con cada contacto (marcas de manos, golpes, mugre, temperatura, etc.).

En este universo, el agua de las fuentes se transforma por saliva como un llamado al silencio que proviene de lo indecible, los objetos domésticos se cristalizan en una imagen que usa el suelo como mesa u horizonte, las esquinas del cubo blanco se ablandan a puñetazos y las pantallas que anuncian un desastre sólo pueden verse a través de su reflejo en la pared.

Esta búsqueda aún no termina.

Suelo hacer daño

La pieza central de esta búsqueda es un bodegón que se sitúa sobre el suelo como una propuesta de monumento que responde desde su pequeña escala, irrelevancia y su contra-elocuencia.

La sal sirve para conservar la saliva y prevenir que se pudra. Después d eun tiempo, la saliva se convierte en cristales.

La Rebeca

Inspirada en la estatua con el mismo nombre, La Rebeca es una pequeña instalación que consiste en un cuenco de plastilina pegado a la pared. Su contenido es saliva.

Esquina de puños

Una acción donde la esquina de un cubo blanco se ablanda con plastilina. Es a su vez, una huella de la manera en que fue instalada.

Fuente de Babas

En el patio central de la sala de exposiciones hay una fuente de agua como las que suele haber en las casas coloniales, pero en esta versión no corre agua.